Antes de olvidarCrónica de SoussanFeatured

Alhucemas: De un campamento militar a una ciudad. Por Fikri SOUSSAN

Estudio

Fikri SOUSSAN
Profesor en el Departamento de Estudios Hispánicos de Dher El Mehrez en Fez

La ciudad de Villa Sanjurjo, hoy conocida como Alhucemas (Al Hoceima), en Marruecos, tiene una historia rica y fascinante que abarca desde sus inicios hasta la independencia de Marruecos en 1956. Este artículo busca explorar los momentos clave que llevaron al establecimiento de la ciudad y su evolución durante la época colonial.

El Desembarco de Alhucemas (1925)

El Desembarco de Alhucemas en 1925 es un acontecimiento histórico significativo que tuvo un impacto profundo en la región del Rif, particularmente en la zona costera de Marruecos. A continuación, se detallan los aspectos clave de este evento:

Contexto Histórico

En la década de 1920, Marruecos se encontraba en un estado de agitación política y social. La Primera Guerra Mundial había dejado a muchas potencias europeas debilitadas, y Marruecos se convirtió en un objetivo estratégico debido a su ubicación estratégica en el norte de África.

En 1912, se firmaron los Tratados de Fez, que dividieron Marruecos entre Francia y España, estableciendo un régimen de protectorado. Francia se encargó del área central y del sur, mientras que España controlaba las zonas norteñas, incluida la costa del Rif.

Objetivos del Desembarco

El desembarco en Alhucemas fue una operación militar conjunta entre España y Francia. Su objetivo principal era pacificar y consolidar el control en la región del Rif, que había estado resistiendo la ocupación extranjera, especialmente bajo el liderazgo de Abd el-Krim.

La operación tenía como meta principal establecer un frente común y desembarcar tropas en la costa norte de Marruecos, específicamente en la zona de Alhucemas, para asegurar la estabilidad y controlar a las fuerzas rebeldes del Rif.

Desarrollo del Desembarco

El 8 de septiembre de 1925, las tropas españolas y francesas llevaron a cabo un desembarco exitoso en las playas de Alhucemas, que incluía la playa de Ixdain, la Cebadilla y Cala Quemado. La operación involucró fuerzas navales, aéreas y terrestres, y fue coordinada entre los dos países.

Consecuencias y Significado

El Desembarco de Alhucemas resultó en una victoria para las fuerzas españolas y francesas, lo que les permitió establecer una presencia militar más fuerte y un control más efectivo sobre la región del Rif. Abd el-Krim se rindió en 1926, marcando el fin de su resistencia.

Este evento es relevante porque puso fin a un período de resistencia  en el norte de Marruecos  contra las fuerzas invasoras, y sentó las bases para el establecimiento del protectorado español en la zona. Además, contribuyó a redefinir la posición de España y Francia en Marruecos durante el período colonial.

El Desembarco de Alhucemas sigue siendo recordado como un hito en la historia de la presencia colonial de España en Marruecos y su impacto en la región del Rif, estableciendo un nuevo orden en la política y la sociedad de la época.

El Campamento Militar y el Origen de Villa Sanjurjo

Después del desembarco, se estableció un campamento militar en Cala Quemado, que con el tiempo se convirtió en una población habitada tanto por militares como por civiles. Este campamento fue el germen de lo que más tarde se conocería como Villa Sanjurjo. Acompañando a las fuerzas militares españolas en el desembarco, se encontraban comerciantes, cantineros y personas de diversas profesiones, quienes establecieron un asentamiento conjunto en el primer campamento militar y puerto provisional denominado “Cala Quemado”.

La zona en general fue militarmente reconocida como “Sector de Axdir”. En una breve y precisa información, el diario ABC revela el cambio de denominación de Cala Quemado a la futura población de Monte Malmusi, pasando de un campamento militar a una nueva villa. Esto fue reportado el 18 de mayo de 1926: « Melilla, 17 de mayo, 5 de la tarde: El coronel de Ingenieros Sanchíz, quien forma parte del Cuartel General de Castro Girona, ha recibido la orden de elaborar el proyecto para la nueva población que se erigirá en la llanura de Tagsu. Pronto se trasladarán allí los industriales actualmente establecidos en Cala del Quemado« .

La llegada de civiles a este asentamiento experimentó un rápido aumento, lo que llevó a la habilitación de la zona superior de la Cala. En este lugar se inició la construcción de un poblado, inicialmente compuesto por estructuras temporales de chapas y maderas, las cuales fueron pronto reemplazadas por edificaciones de mampostería, popularmente conocido como « Villa Latas ».

Este territorio era desértico, azotado por vientos e invadido por extensas áreas de arena, careciendo de agua y árboles para proporcionar sombra. Estas tierras estaban bajo la jurisdicción de la Cabila de Tigaminin de Bocoya. La Cala del Quemado fue rápidamente poblada por los civiles que se establecieron allí, dando lugar a la apertura de cantinas y comercios que ofrecían una amplia gama de materiales. Los militares pronto reconocieron la necesidad de establecer un orden en este pequeño espacio, que ya estaba densamente habitado por militares y civiles.

Historia de un nombre

La Villa de Alhucemas ha experimentado a lo largo de su historia una serie de cambios significativos en su identidad, reflejados en sus múltiples cambios de nombres hasta el año 1956. A continuación, se detallan estas transformaciones y las razones que las motivaron.

Ad Sex Ínsulas (Antigüedad): Durante la antigüedad, la bahía de Alhucemas fue conocida por este nombre en la época romana, haciendo referencia a los seis islotes presentes en la bahía.

Mezemma (Edad Media): En la Edad Media, se le denominó « Mezemma », y esta denominación resalta su importancia como núcleo urbano en el litoral rifeño.

Tagzut n Walut (Época almohade): Tras la conquista del Rif por el sultán almohade Abdel Mumin, la ciudad puerto de Mezemma fue llamada « Tagzut n Walut ».

Bucima, Mosmer, Motzema, entre otros (Siglos XIV-XVI): Durante este período, se utilizaron diferentes nombres para referirse a las islas frente a la Vega, reflejando la diversidad de navegantes y geógrafos que registraron la zona en sus mapas.

Alhucemas (Desde el siglo XVI hasta la colonización española): Con el tiempo, el nombre « Alhucemas » prevaleció, aunque su origen y significado exactos no están claros. Algunos sugieren que proviene de la palabra árabe « Al-Husayma », que significa « las dos hermanas », en referencia a las dos islas principales de la bahía.

Cala Quemado (Período inicial de la colonización española): Durante la colonización española, se utilizó la denominación « Cala Quemado » para referirse al área inicialmente, probablemente debido a las condiciones geográficas y topográficas del lugar.

Monte Malmusi (A partir de 1926): En 1926, la población cambió su nombre de « Cala Quemado » a « Monte Malmusi », marcando un hito en la transformación de la identidad del asentamiento hacia una población más establecida y estructurada.

Villa Alhucemas:  Una vez proclamada la República española  (1932) es cuando por primera vez la Villa recoge el nombre de Alhucemas, “Villa Alhucemas”.

Alhucemas (Al Hoceima): Tras la independencia de Marruecos en el año 1956, se produjo un traspaso de poderes y cambios administrativos significativos entre las dos naciones, España y Marruecos. Uno de estos cambios involucró nuevamente el nombre de la Villa de Alhucemas.

El diario ABC del 12 de agosto de 1956, en su página 20, documenta esta transformación con la siguiente noticia: « Por reciente disposición del ministro residente en la zona norte del imperio marroquí (antes Protectorado Español), quien también es embajador en Madrid y presidente de la Comisión de Traspasos, Sidi Abdejalak Torres, la población anteriormente conocida como ‘Villa Sanjurjo’ pasa a denominarse ‘Alhucemas' ».

Este cambio de nombre refleja los ajustes y adaptaciones realizados en la toponimia para adecuarse a la nueva realidad política y administrativa tras la independencia de Marruecos. La Villa de Alhucemas retomó su nombre histórico, marcando un hito en su identidad y relación con Marruecos como una entidad autónoma e integrada en el contexto nacional marroquí.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page