Cronica desde TindufCrónicas

Aminatou Haidar calumnia y vive tranquilamente en Marruecos: ¿Por qué un campamento de “refugiados” en Argelia? II

"Refugiados" sin causa

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Aminatou Haidar no es la única asalariada de Argelia en el Sahara marroquí. Los hay, no pocos, las autoridades marroquíes los conocen, pero, siendo, contrariamente a Argelia y su Polisario, un Estado de derecho, los deja con sus convulsiones renumeradas. Critican, insultan, calumnian y difaman a su país a cambio de lo que reciben y perciben. Se autodefinen como “defensores” de derechos humanos en el “Sahara Occidental” … Occidental no Oriental porque sería ilógico difamar al mentor y al empleador.

Total: como la cuerda de la mentira es corta, ahora surgen las contradicciones. Una carrera contra reloj del régimen argelino o los reticentes en él, con vistas a reparar esta nueva avería. Los argelinos y con ellos sus domésticos polisaristas saben que, en esto de calumniar a Marruecos, el carisma es Aminatou Haidar. El resto son accesorios, aguafiestas para ilustrar una estafa.

Así las cosas, Argelia comienza a mover sus peones, durante años en un profundo letargo a causa del retraso, reducción y hasta suspensión de los sueldos.

Otros se preguntan lo que hizo Argelia, su Polisario y sus asalariados en el Sahara marroqui por los delicuentes que pagaba en el Sahara marroqui.

Esta gente no solo no tiene escrupulos, sino es  peligrosa. Escribir chorradas después de instigarlos a comegter actos de  vandalismo y de terrorismo y luego  abandonarlos en sus celdas, pagando por crimenes inspirados y comanditados…

¿Y qué hace Marruecos ante todo esto? Nada. Absolutamente nada, quizás porque sabe que CODESA y de más y demás instrumentos verde patrias en manos de Argelia le cuesta inútilmente el ojo de la cara. Ya la han llevado a la quiebra y… ¡lo que te queda por rondar, morena!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page