Crónica internacionalEn voz altaFeatured

« Antes de olvidar » El Rey Felipe VI recibe a la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo Imrani Idrissi Hamid

La Asociación Canaria de Víctimas de Terrorismo (ACAVITE)  fue creada en el 2006 en las Palmas de Gran Canaria con la intención de que se recogiesen los mismos derechos que eran reglamentados para otros afectados por el terrorismo y que sí gozaban de compensación moral o económica, como las víctimas de ETA. En palabras de su actual presidenta, Lucía Jiménez, Acavite tiene como objetivo “poner en valor la sangre derramada ante la doble moral de algunos medios de comunicación, instituciones y partidos políticos, que ni siquiera han tenido en su agenda a las victimas canarias del terrorismo”.

Imrani Idrissi Hamid
Pescadores y trabajadores españoles de la zona, veían como sus barcos eran ametrallados, los primeros, o destruidas con bombas  sus empresas y propiedades, los segundos, por los terroristas del Polisario. Cientos de víctimas directas entre asesinados, secuestrados, mutilados, desaparecidos…muchas más contando viudas, hijos, hermanos y padres,  cuyo dolor se incrementaba por no sentirse arropados por el propio gobierno español  quien no reconocía como víctimas de terrorismo las de estos casos.
Todo esto ocurría en los años 70 y 80. El tiempo, que dicen que todo lo cura, no ha sido excusa para que sus familias olviden las más de trescientas victimas que el Polisario asesinó en la zona del Sahara, y por ello han estado luchando todo este tiempo, demasiadas ocasiones chocando contra el muro del ostracismo gubernamental.
Lucía Jiménez, hija de uno de los operarios de Fos Bucraa, víctima de bomba en un atentado del Polisario, no ha dejado de denunciar  a través de la asociación a la que representa, que los culpables siguen impunes en la calle, incluso recibiendo subvenciones del propio gobierno español mientras que ellos siguen siendo las víctimas.
“No queremos plantear ningún conflicto diplomático”, expresaba la portavoz de Acavite, “sólo hacer saber que la historia tiene otra parte que necesita ser contada. Nosotros somos el reverso de esa historia, los que no hemos hablado”.
Ya en el 2010, Lucía Jiménez se lamentaba que solo medio centenar de las trescientas familias afectadas, habría cobrado algún tipo de indemnización.  Los trámites burocráticos habrían dejado a muchos en la espera, o incluso la imposibilidad de encontrar los cadáveres, como en el desaparecido barco Mencey de Abona, donde las esposas de la tripulación tuvieron que esperar muchos años para considerárselas viudas y percibir su pensión como tal.
Heroica podemos definir  la constancia con la que la asociación persistía en la defensa de sus derechos. Derechos humanos vulnerados y que obstinadamente han defendido en todo aquél foro que pudiera escucharlos.  En la  Cumbre del  2010 UE-Marruecos celebrada en Granada pedían “que se pronuncien y reconozcan oficialmente ante organismos nacionales e internacionales, como la ONU, las acciones violentas padecidas a manos del Polisario”. Y aunque han buscado respaldo a nivel político, siempre han huido de ser utilizados con fines partidistas. “Hay que luchar para que no se pierda nuestra memoria colectiva, porque hay mucha sangre derramada que nadie ha querido ver”.
En septiembre del 2011 se publicaba en Boletín Oficial del Estado (BOE)  la ley de Reconocimiento y Protección Integral  a las Víctimas de Terrorismo, aunque el colectivo de las víctimas del terrorismo del Polisario tuvieron que esperar  hasta 2015 para obtener el  reconocimiento oficial como tales, en un acto que se celebró en la sede de la Delegación del Gobierno central en las islas.
En estos momentos, las últimas noticias son el recibimiento  ayer lunes 15 de enero, de la presidenta de Acavite por el rey Felipe VI , en Madrid,  durante el Acto de entrega de Premios a los Derechos Humanos ´Adolfo Suárez´, otorgado por la Fundación de Víctimas.
De nuevo, interés institucional en su representación máxima para conocer la situación actual de las familias afectadas, detrás de las altas instituciones del Estado, del Gobierno central, del Ejecutivo Canario y del Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido… y de nuevo la explicación de que las familias siguen esperando que se cumplan las promesas de reconocimiento  y restitución de las ayudas con carácter retroactivo a todas las víctimas del terrorismo perpetrado por el Polisario y olvidadas durante más de treinta años.  Esperemos que este encuentro sea el principio del fin de esta larga espera…
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page