« Antes de olvidar » « Lo menos expresado y más expresivo »  Eyal Sivan: Lo más hermoso que les sucedió a los judíos fue en la tierra del Islam  

0
Eyal Sivan, director de cine israeli

 

    El director de cine israelí Eyal Sivan es considerado como uno de los mayores críticos del sistema militar sionista ocupante de Palestina, y una de las voces màs firmes para boicotearle económica y culturalmente.

   Fue amenazado de muerte y juzgado en Francia por cargos de antisemitismo, pero insiste en luchar al lado de los palestinos para realizar el sueño de una « patria común » en la que los musulmanes, cristianos y judíos vivan en paz y amor.
    En este contexto, Eyal dice: “La idea de dividir a Palestina es una idea de hace 70 años. Pensábamos  que era la solución al conflicto, pero se demostró que era el problema, por lo que debemos pensar de forma diferente. La solución de dos estados no responde al problema de los recursos humanos, al problema de Jerusalén y los asentamientos… Por lo tanto, esta propuesta, que se pensó que era una solución, se convirtió en un problema, Especialmente porque (israel) se aferra a la solución de dos estados para mantener la situación provisional, por lo que debemos pensar en una solución realista”.
    “La realidad es que hay un presente entrelazado y no común, y este presente contiene elementos de desacuerdo entre los palestinos y los israelíes, las personas y los gobiernos, más que los elementos de convergencia. ¿Cómo puede funcionar la solución de un estado?”. La realidad dice que hay un solo estado, un estado militar, el estado de apartheid, el estado israelí. La pregunta es ¿cómo transformamos esta realidad en una realidad democrática?
   Así como lo ve, lo entiende y lo explica Eyal Sivan, y se pregunta ¿No creen que este punto de vista requiere, antes de lograrlo institucional y oficialmente, estar sobre el terreno entre palestinos e israelíes? ¿Existe coexistencia y cooperación a nivel social y cultural entre ellos?
      Y responde: “No, esto no es cierto, pero no debemos preguntar si hay coexistencia, sino ¿cómo vivimos? ¿Y cómo puede existir? La primera etapa es establecer una lucha común por la democracia, como sucedió en Sudáfrica. En un momento dado, no hubo un proyecto para los blancos  y otro para los negros, sino un proyecto conjunto de los Demócratas Liberales. Esto es lo que nos falta hoy en día, una lucha común, y por lo tanto, el movimiento de boicot a (Israel) constituye un suelo y el punto de partida de una lucha y de pensar en común, porque si aspiramos a un futuro común, no tenemos más remedio que involucrarnos en una lucha conjunta”.
   Eyal vuelve con sus pensamientos a lo que era un proyecto de solucionar el problema israelo-palestino de los años 70, o sea, cuando los sabios de los palestinos proporcionaban la idea de un “Estado democrático laico”, cuando nadie pensaba ni proponía la solución de los dos estados. Eyal cree que esta idea, de dos estados, no solucionará el problema, ni de los refugiados palestinos.
      Entonces, el problema ahora reside en el “proyecto nacional palestino”, que desde los años 70 hasta los acuerdos de Oslo, optaba por un solo estado democrático laico, pero según Eyal “vivimos en Oriente Medio, no somos laicos y no podemos separar la religión de las tradiciones, por lo tanto debe ser un estado democrático civil”. En este contexto, el militante Eyal dice que “las autoridades de la ocupación militar usan la religión, sin invocar la ética religiosa. Por cierto, la religión no es un problema en sí mismo, sino en su uso político e ideológico. Entonces estoy hablando de un estado común”.
     En esta línea, recordemos que como sionistas, no aprenden nada importante en las  escuelas de la ocupación militar, sobre la coexistencia de judíos y musulmanes en Marruecos durante años. Estudian la historia europea, donde hay una historia de judíos y no judíos. Pero Eyal afirma que “Se sabe que las cosas más hermosas que sucedieron en la historia del judaísmo fueron en la tierra del Islam. A pesar del modelo de coexistencia judía en Marruecos, un gran número de israelíes de origen marroquí pertenecen al partido ultraortodoxo y extremista Shas? No solo pertenecen al partido Shas, sino que la mayoría pertenece a los partidos de derecha en general”.
   En una entrevista, preguntaron a Eyal: “En 2006 fue acusado y juzgado en Francia por cargos de antisemitismo. ¿Cómo se explica que en los países democráticos esté prohibido criticar al sionismo, como lo que sucedió contigo y con el filósofo francés musulmán Garaudy?
   Eyal responde: “Sí, esto es terrorismo cultural, y un medio efectivo para silenciar las voces diferentes. Varios intelectuales franceses me clasificaron como antisemita. Altos funcionarios militares y de inteligencia israelíes consideran que el boicot a los productos israelíes es más peligroso para Israel que la resistencia armada. Lo que considero una piedra que el estado israelí teme que sea arrojada sobre su fachada de vidrio. Aquí me refiero a la imagen que Israel presenta al mundo como un estado democrático. Esta imagen es particularmente conmovedora cuando las universidades líderes del mundo y las instituciones científicas creíbles ofrecen un boicot a Israel”.
  La carrera de Eyal comenzó hace treinta años, su  primera película fue sobre los refugiados palestinos en 1986. “Para mí cada vez que me encuentro en un lugar,  hablo de mis ideasy expreso mis convicciones, y lo considero un deber. En cuanto a mi trabajo cinematográfico, no puedo decir si fue influyente y si contribuyó a un cierto cambio o no. Todo lo que suelo notar después de mostrar una de mis películas es que la audiencia, cuando descubre al final de la película que soy israelí, dice: Hay esperanza. Personalmente, considero esto suficiente porque es un espejo en la herida para mostrar claramente y esto enoja a los israelíes. En general, creo que mis películas contribuyen a otras luchas en la sensibilización sobre el problema”.