“Antes de olvidar” Oriente Medio: Sobresalto de realismo

0
Said Jedidi es periodista y escritor, ebajador por el Circulo Universal de embajadores de la paz

 

 

Desde hace semanas, hay indicios de que las tropas (mercenarias porque están financiadas por una vaca lechera regional) americanas en Siria comienzan a presentar serios síntomas de profunda decepción e incertidumbre.

Evidentemente ni el Pentágono ni el Departamento de Estado, menos aun Trump y su yerno, el ultra sionista, Jared Kushner se han revelado a revelar las razones y las causas de tan “inquietante” desarrolló militar.
Pero, como en Siria godo acaba por hacer flote, parece, según “confidencias” de uno de los grupos terroristas a sueldo de Washington, no son pocos los militares estadounidenses matados por sus empleados terroristas.
Lo curioso en todo esto es como los estrategas americanos han podido confiar en tan baja especie humana y como operan en un terreno, que, a todas luces, ignoran casi totalmente a pesar de su avanzadísima tecnología militar.
Los terroristas son así. Y así fueron siempre. Los americanos también. Pero unos y otro no caen en ningún campo de honor. Y ahora con los problemas clon Erdogan, Siria se hace al rojo vivo para los americanos y sus proveedores de fondos las vacas lecheras regionales.
En este complejo escenario, fuentes generalmente bien informadas hablan de contactos secretos entre el régimen sirio y la administración americana.
¿Se busca una salida? ¿Y las vacas lecheras? Estas nunca contestan las decisiones de su amo.