“Antes de olvidar”   Progreso y progreso Turquía como prototipo

0
Said Jedidi es periodista y escritor

 Me contaba un amigo recién regresado de Estambul con un enigmático entusiasmo que “la ciudad y todo el país ha sido objeto de una espectacular metamorfosis”.

 Rabat, le corté, también se ha metamorfoseado. Otras capitales y otras ciudades de Marruecos y del mundo han cambiado, evolucionando hacia mejor o hacia lo óptimo.
Y es verdad porque el éxito de Erdogan no es exclusivamente económico aunque, incapaces de negarlo, Occidente y algunas vacas lecheras árabes han tratado de insinuar que era el “boom” económico de Turquía.
El gran éxito de Erdogan y su PJD (turco) ha sido el intenso adoctrinamiento en educación islámica de los turcos. De tal forma, que las virtudes del islam y los preceptos de su Libro sagrado han conducido al pueblo turco hacia el progreso, el bienestar y una ejemplar conducta, extensa de las depravaciones occidentales y de su quiebra moral, intelectual y cultural.
Nosotros también avanzamos a pasos de gigante pero casi nadando contra corriente, frenados por una cultura más que bastarda, dominadora, y por tanto, perversa y contra productiva.
El refrán tradicional marroquí dice : Hirfat Buk Layguelbuk “ ( El oficio de tu padre antes de que te venzan) y, obviamente, la cultura de tus ancestros antes de que te desfiguren y te desprecien.
Los turcos han descubierto, después de una bancarrota socio-economía-política-cultural occidentalizada, la mejor via: la del justo medio…la del Islam.