Antes de olvidarFeatured

Apología de la estupidez

terrorismo imbécil

Dicen que el derecho no protege a los imbéciles… y casi es mejor, porque hay imbéciles que mejor entre rejas que lejos de ellas.

Ya lo saben: un psicópata, verdadero caso patológico no ha encontrado nada mejor que elogiar el horrible crimen del viernes en Nueva Zelanda.

Era el único en todo el planeta que lo hacía y va a ser el único en responder de sus cobardes actos ante la justicia.

Con estas cosas no se juega. El propio Rey ha sido uno de los primeros en presentar su pésame por tan cruel destino en su nombre y en el del pueblo marroquí, expresando su firme condena de este ataque racista y terrorista abyecto contra fieles, en violación flagrante de la sacralidad de los lugares de culto y de los valores universales humanos de coexistencia, tolerancia y fraternidad

Y es que no los desafíos hay grados, el más alto o el peor concebido es el romper el consenso y vanagloriarse, escupiendo (para no decir otro adjetivo) sobre la inteligencia, los sentientes, el credo y la existencia misma del ser humano, en este caso 40 seres humanos y, evidentemente sus familias.

Los listillos de turno “defenderían” la libertad de expresión. Los más lógicos y más consecuentes expresarían sus votos de que por ser tan imbécil se merece cualquier pena.

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close