CrónicasFeaturedVela en la obscuridad

ARGELIA AÚN NO ENTIENDE LOS ÉXITOS DE LA DEMOCRACIA MARROQUÍ Dr. Mario H. Concha Vergara, PhD. – Docente – Chile

Tribuna infomarruecos.ma

 

Dr. Mario H. Concha Vergara, Ph.D. – Docente, Chile

Desde hace tiempo he venido analizando el problema argelino-marroquí. Argelia, un país del Magreb que se liberó del colonialismo francés con ayuda de los marroquíes desde 1962 año en que brilló por un instante la libertad, fue un país que poco a poco fue militarizando sus instituciones y yendo de golpe de Estado en golpe de Estado con muertes de dirigentes, exilios de otros y desapariciones forzadas infamemente comenzó una política de agresión en contra de su principal hermano magrebí: Marruecos.

En la actualidad Argelia está gobernada por una gerontocracia militar, es decir prácticamente por los mismos que eran jóvenes militares en los años sesenta. Estos militares, salvo raras excepciones, nunca abogaron por la democracia por la que decían luchar. Se dedicaron a robarse el tesoro público, la renta petrolera y a retrasar el progreso económico de la nación creyendo que robándole terrenos a Marruecos y creando una falsa nación podría quedarse con recursos como nitratos, pesca y otros; para ellos decidieron crear la República Árabe Saharaui Democrática financiando una red militar y de propaganda goebeliana mundial para tratar de desprestigiar los grandes avances marroquíes.

Lograron por un tiempo engañar a medio mundo; extendieron sus brazos propagandísticos por África y América, por Europa y Asia. Pasaron algunos años pero al llegar al poder el gran rey Mohamed VI las cosas comenzaron a cambiar.

La gerontocracia argelina ha venido invirtiendo recursos por más de 40 años usando el dinero de todos los argelinos solo con el fin que restar a Marruecos de gran parte de su territorio, el cual equivale caso a una tercera parte tratando de instalar allí un Estado totalmente ficticio que no es reconocido por ninguna nación del mundo, cayendo en estado de sueño permanente ahora que la mayor y más importante nación del mundo ha dado un reconocimiento total, completo, a la soberanía Marroquí sobre el Sahara del Sur. Esta nación, es Estados Unidos, que lamentablemente ha pasado en estos días algunas turbulencias políticas que sin embargo no afectan su sólida democracia.

Mientras tanto, al parecer, la gerontocracia se niega a aprender la lección y  un tribunal argelino ha condenado a 20 años de prisión y sin las menores garantías jurídicas al joven saharaui natural de los campamentos de Tindouf Abdalahi Chej Moulay. Desde la asociación ASADEDH, se traslada solidaridad con su familia y se exige un juicio justo con garantías  y  observadores. Lo mismo hago yo como primer ex Presidente del Centro Chileno de Estudios del Magreb.

Políticamente los generales, que infligieron a Argelia una gran derrota ética y moral como vencedores de una guerra civil en la cual el único derrotado fue el pueblo argelino, procedieron con cierto éxito a la política de “tierra quemada” Pero uno de sus logros fue que hoy no hay partido político creíble, ni clase política digna de respeto, ni hombres de Estado capaces de sacar al país de este naufragio debido a su inmoralidad y desconocimiento de la ética religiosa y filosófica. Por otro lado, se han negado sistemáticamente a recibir la ayuda del reino de Marruecos.

La economía argelina está completamente en quiebra debido a sus gastos en el Frente Polisario, a sus gastos en propaganda hacia el extranjero y también debido a la corrupción militar en el país. La situación se complica aún más por la falta de inversiones directas e indirectas;  eso debilitó aún más a Argelia; los generales argelinos han sido incapaces de crear una economía liberal, abierta a todos y productora de valor, creadora de cooperativas agrícolas, pesqueras e de pequeñas industrias. “Este fracaso económico convierte a Argelia en uno de los contra modelos africanos. Miles de millones de dólares se han evaporado sin ningún resultado concluyente que beneficie a los argelinos”.

Asimismo, dice el autor Salamate, “una causa estructurante del régimen argelino  (la causa separatista) se ha evaporado sin que ningún estratega, político, estadista u observador haya sido alertado de su advenimiento “, pues hay una  “ceguera suicida colectiva“. “Hoy en día, los generales hacen pagar al país el coste exorbitante de su bloqueo con argelinos expoliados, que sumergen en la depresión, la pobreza y la incertidumbre. En segundo lugar, hacen pagar un coste considerable a la región en la que algunas voces, especialmente tunecinas, piden hoy valientemente que se salga de la película de terror, donde el futuro de 100 millones de ciudadanos magrebíes se ve lastrado por un sueño prusiano irrealista e irrealizable”.

Por otra parte, Reino de Marruecos bajo la conducción de su rey Mohamed VI, llamado con razón el “rey de los pobres” sigue siendo estable y productivo, y generoso estando cada día más por sobre Argelia, no solamente en economía sino que en el plano político y sobretodo n el ejercicio de la democracia.  La gran decisión de Estados Unidos sobre el Sáhara, y “que pronto compartirán los españoles, los franceses, los británicos, los alemanes y muchos otros que no van a defraudar sus propios intereses, significa claramente que el tiempo de los militares argelinos en el poder está terminado en el Magreb.

Argelia ha tenido varios llamados de Marruecos con el fin de cambiar sus políticas en beneficio del pueblo magrebí. La gerontocracia debe entender que tiene que ceder el poder a gente más joven, demócratas y creyentes en su sistema religiosos que predica la igualdad entre sus fieles. Por otro lado, la gerontocracia  no logra entender que los éxitos diplomáticos de Mohamed VI han logrado que muchos países inauguren sus consulados en las ciudades saharianas de El Aaiún y Dakhla que ya reúnen 18 legaciones consulares de países africanos, árabes, y americanos. Se cree que de acudo a los compromisos firmados por Marruecos en 2021 países como el reino Unido, Estados Unidos, Polonia, Hungría, Italia, Portugal, Alemania y otros.

E-mail: conchamh@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page