CrónicasEn voz altaFeatured

Argelia… del « vagabundeo político » a la decadencia moral (Mohamed Berrada)

Opinión

Rabat – Map

Todo el mundo sigue con asombro y tristeza los desmanes que se están produciendo en el ámbito político y mediático en Argelia, afirma el editor y periodista Mohamed Berrada, subrayando que ninguna expresión puede describir con exactitud la realidad y el alcance de este estado de confusión que reina en ese país.

El ámbito político oficial en Argelia pasó de un estado de debacle y de dejadez intelectual a precipitarse en la decadencia moral cultivando el resentimiento hacia un país vecino y hermano, Marruecos, dijo Berrada en una declaración a la MAP.

« No hay nada en el comportamiento de Marruecos hacia el pueblo y el régimen argelinos que justifique semejante atentado contra la imagen del Reino, sus intereses, sus símbolos, sus instituciones de soberanía y su integridad territorial », sostuvo, indicando que la historia no cambia la geografía, mientras que la geografía, en su esencia, « juega un papel en la historia ». Por lo tanto, está claro que las acciones argelinas hacen caso omiso de toda consideración y no tienen en cuenta ni la historia ni la geografía.

El periodista destaca además que el « comportamiento » político argelino podría haber persistido en sus planes « miopes » contra los intereses de Marruecos y su derecho histórico e irreversible sobre el Sáhara, y seguir mintiendo, como lo hace desde hace décadas, mientras moviliza sus órganos diplomáticos y de propaganda y gasta enormes sumas de dinero.

También podría haber continuado sus esfuerzos ininterrumpidos contra Marruecos, esfuerzos que nunca hizo con respecto a otras cuestiones internas o externas, incluida la causa palestina que dice defender, y la lucha contra lo que llamaba normalización con Israel, dijo, añadiendo que también podría haberse empeñado en hacer de todo esto su producto favorito para el consumo interno para distraer a la gente de los problemas serios y seguir adelante con las expectativas del pueblo argelino y su derecho a la libertad, la dignidad y la prosperidad, así como su derecho a beneficiarse de los dividendos del petróleo y el gas.

Sin embargo, el « pensamiento » argelino se encogió como una piel de gallina y se volvió tan esclerótico que ya no es capaz de persistir en su oposición a Marruecos mostrando un mínimo de respeto por las normas morales vigentes en materia de conflictos políticos, incluidos las guerras y los conflictos armados, lamenta el periodista, recalcando que ahora se plantea la cuestión de la dirección que toma este « pensamiento » político y mediático argelino tras el comportamiento abyecto de la cadena de televisión « Echourouk », que es un ataque al símbolo más importante de la soberanía marroquí y el pilar de las constantes del Reino.

Todos los indicadores, después de este comportamiento condenado en los términos y expresiones más fuertes, revelan el agotamiento del pensamiento imperante en Argelia, este pensamiento moribundo al borde de la muerte clínica, indicó, estimando que este estado de cosas explica el frenesí y el resentimiento exacerbado hacia Marruecos inmediatamente después de la « limpieza » y el aseguramiento para siempre del paso de El Guerguerat, además del reconocimiento norteamericano de la soberanía de Marruecos sobre la totalidad de su territorio del Sáhara y la apertura de consulados de numerosos países en Laayún y Dajla, incluido el de Estados Unidos en Dajla

A ello se suma la decepción de estos dirigentes que aspiraban a que el nuevo inquilino de la Casa Blanca derogue el compromiso estadounidense con la marroquidad del Sáhara y los acuerdos firmados con el Reino recientemente, resaltó el periodista, agregando que la firmeza marroquí frente a la arrogancia argelina y la sucesión de victorias y avances diplomáticos del Reino « desmontaron » todo lo que los dirigentes argelinos construyeron y « comercializaron ».

Estas victorias marroquíes molestaron notablemente a los militares de Argel, que no encuentran otra forma de hacer frente a la nueva situación en la región que entregarse a una vulgaridad ilimitada pero nula, aseveró.

« ¿Pero por cuánto tiempo? se pregunta Berrada, que también se pregunta por el impacto de esto, hoy y mañana, en las realidades y los hechos, en las posiciones de los Estados en relación con el Sáhara marroquí y en la visión positiva de los políticos del mundo del modelo marroquí de desarrollo, los derechos humanos, la lucha contra el terrorismo, el extremismo violento y el crimen organizado, así como en sus orientaciones humanitarias de apoyo a la paz mediante la participación de sus fuerzas en el establecimiento de la seguridad en las zonas de conflicto, bajo la bandera de las Naciones Unidas, sin olvidar el modelo ejemplar de Marruecos puesto en marcha bajo la dirección de Su Majestad el Rey, que se basa en el intercambio de sus experiencias, competencias y conocimientos con otros países.

Este comportamiento altruista es una prueba del compromiso del Reino con los valores de la solidaridad inequívoca con todos los países del continente africano, que están necesitados y que se libraron para siempre de las mentiras e ilusiones de los dirigentes argelinos.

El valor y el alcance de los avances que Marruecos logró en los últimos años en la cuestión del Sáhara, su continua influencia y su nueva imagen como actor principal en África, además de su distinguida posición en las principales asociaciones internacionales, hicieron que su « principal adversario » sufriese una « ruptura política », que está en la base de la decadencia moral en la que están enredados los dirigentes de Argelia, concluyó.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page