CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Argelia/Marruecos Entre todos

El atavismo

 

El pasado fin de semana ha aportado otra convulsión contra Marruecos. Esta vez fue de uno de los candidatos a la presidencia de Argelia.

No importa quién es porque las relaciones entre los dos vecinos ni dependen de él ni deben depender de muchos como él.

Nos esforzamos, sin sobrepasar la línea de cortesía y de usos y costumbres de la buena vecindad a no inmiscuirse en los asuntos internos de otros, en creer que la Argelia de hoy, como la desea y lo exige en voz alta y en mayúscula su Hirak, es distinta de la de ayer.

Dicho candidato habrá constatado que Marruecos no es “material” propagandístico para miras electoralistas. Pero ha mostrado una mortal negligencia para con el hecho de que la relación entre los dos países vecinos obedece a una dialéctica y una dinámica históricas. No hay mal entendimiento que dura mil años.

Aquí, en este país, en este generoso y respetuoso Marruecos, en este Maruecos donde no hipotecamos ni el presente ni el futuro a pesar de todos los pesares, ni durante una campaña electoral ni durante una romería proferimos indelicadezas respecto a los vecinos. Respetamos a todos y observamos cómo algunos se saltan las reglas de la vecindad y del compromiso con el futuro.

¡Lastima!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page