CrónicasEn voz altaFeatured

 Argelia/Marruecos: ¡Pánico en Tinduf!

Los enemigos de la distensión

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

Cuando se es quimérico, el menor rumor de un acercamiento con el mentor deja sin dormir a la cúpula de la entidad ficticia.

Desde el anuncio en Argelia (y no en Marruecos) de la, según cierta prensa del país vecino, casi confirmada” participación de S.M el Rey acompañado por el heredero, Moulay Al Hassan en la Cumbre árabe de Argel, las travesuras de los voceros polisaristas se ha intensificado de manera escandalosa.

No obstante, desde hace un par de días parece que el mentor puso brida a su travieso y muy imprudente doméstico. Tanto que en los espacios en las redes sociales (por ser gratuitos), los encargados de zancadillear todo acercamiento entre los dos países han atenuado considerablemente sus chiquilladas.

Es como si llegaran a la ineludible conclusión de que tarde o temprano su impostura deberá conocer su triste fin.

La idea, por otra parte, no es fortuita. Fuentes próximas a algunos “pesos pesados” de la milicia revelan que algunos de los miembros de la cúpula polisarista comentan (por ahora) off the record la “posibilidad” de anticiparse a los acontecimientos “abriendo algún canal con Marruecos”.

No cabe duda de que, en estado de cosas, el proyecto de autonomía comienza a gustar e incluso a seducir.

Pragmatismo o simplemente maniobra, lo cierto es que antes incluso de tener lugar, la invitación estadounidense a Marruecos de tomar parte en la próxima Cumbre del G-7 parece haber reducido drásticamente ciertos márgenes de maniobra.

Desear la paz, la concordia y la conciliación nunca ha sido un complejo. Siempre ha sido nobleza… y no seria el Polisario que lo pudiera corroborar.

La política real de la “mano tendida” parece comenzar a dar sus frutos.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page