Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia/Marruecos: ¡Silencio, se reflexiona!

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

¡Silencio, se reflexiona! Algunos medios llamados de comunicación argelinos, de obediencia militar o de inteligencia militar no se dan cuenta de que sus siniestras obras con Marruecos fortalecen su imagen en Argelia y consolidan su consideración ante los argelinos.

En Marruecos, donde el respeto de los países, sus símbolos y sus valores es una cultura asiste actualmente a un debate en su vecino oriental sobre “estos mecanismos de discordia y de divergencia” creados por los generales y responsables de los servicios secretos contra no solo Marruecos, sino también contra Túnez, Libia y Mauritania.

¿Objetivo? Uno de los objetivos consiste en tratar de dimistificar sus responsabilidades en la quiebra de Argelia y sus sucios negocios con el Polisario y su cúpula.

46 años buscando “enemigo exterior”. Para Argelia no existe más que “enemigo interior” y es estos generales del odio y del rencor.

46 años de escaramuzad de todo tipo contra el vecino marroquí con el catastrófico resultado que se conoce.

¿Dónde está Argelia y donde está Marruecos? Una pregunta cuya respuesta podría explicar la ingenuidad de las chiquilladas contra Marruecos.

Los pueblos juzgarán…

Afficher plus

Articles similaires

Uno Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page