CrónicasEn voz altaFeatured

Argelia/Mundo árabe: Gato por liebre

Sin ambages

 

Said Jedidi es periodista y escritor, Embajador de la paz (Circulo Universal) director de infomarruecos.ma/conacentomarroqui.blogspot

En su discurso del Trono, el Rey Mohamed VI ha intentado colmar una de las materias pendientes en las relaciones inter-magrebíes: la distensión o como la calificó el soberano marroquí: la lógica de la sensatez.

A esta “lógica de sensatez” y la rabiosa negativa argelina, ha seguido aquello de “respétate lo suficiente como para dejar lo que ya no te sirve, lo que ya no te hace crecer o lo que ya no te hace feliz”.

En ninguna parte que el régimen militar argelino creía poder aislar a Marruecos se pudo avanzar. De repente se ha recordado de un mundo árabe que, como en todos los casos, solo interesaba, hasta entonces a Argel cuando lo necesitaba.

¡Tampoco!

Ni el restablecimiento de las relaciones entre Israel y Marruecos ni una abstractamente interesada visita del presidente de la autoridad palestina, ni la desesperada búsqueda de una alianza regional han dado “resultado”.

Unos crecen, otros decrecen. Sin las garrapatas del Polisario Argelia hubiese podido tener mejor perfil, mejor economía y mejores relaciones con el resto del mundo.

En vez de esto, ahora vuelve a esgrimir su sambenito de “enemigo exterior” al que suman ahora otro “enemigo interior”. Si no es el naufragio… casi. Y lo real y realista es que no hay recuperación con un Polisario, origen y razón de todas las desgracias del pueblo argelino y no es con una Al Mayadine ni con la polpotiana APS como se puede avanzar rectificando los errores.

Junto a su milicia del Polisario, Argelia dilapida los fondos de sus contribuyentes en inútiles alucinaciones anti-marroquíes.

Las cosas lo que son: la Liga árabe ha dicho en voz alta, en ilustración gráfica y oficial y sin ambages lo que son estas cosas. El resto es accesorio.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page