Cronica desde TindufFeatured

Argelia/Polisario Indicios de divorcio

Intervienen Argelia, Cuba y algunos “gendarmes” de nacionalidad indeterminada ¿mercenarios?

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Primeros indicios de una desobediencia a gran escala. Hay Baricala y su Iniciativa por el cambio comienzan a acaparar las atenciones y las simpatías, incluso en el seno de la cúpula del Polisario.

Desde hace días, algunas opiniones y no pocos desmarques comienzan a asustar Ghali y sus 40 ladrones, quienes, entre la opinión de sus “colegas” y de sus amos argelinos prefiere la de los segundos.

Tanto es así que no sería exagerado afirmar que se ha comenzado a perder el miedo y el suspense. De tal modo que, pese, a las substanciosas corrupciones materiales y promesas de “importantes destinos en el extranjero”, algunos miembros de la direcckion del Polisario han expresado en voz alta (aunque sofocada) su total desacuerdo con la ola de represión, tortura y encarcelamiento de los simpatizantes opositores a la política servil y vergonzosa de Brahim Ghali y su mafia a Argelia.

Intervienen Argelia, Cuba y algunos “gendarmes” de nacionalidad indeterminada ¿mercenarios?

En estos tristes campamentos corren rumores de que algunos altos cargos en el Polisario han desaparecido. “O se fueron o los hicieron seguir a quien se había opuesto antes”, creía saber Bachir L.P.M.

En este clima de incertidumbre Ghali afirma a quien lo quiere escuchar que él permanecerá en la “presidencia aunque tuviera que reprimir a sus propios familiares, algunos a título póstumo.

¡Horrible!

Show More

Related Articles

Close
Close