Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia/Polisario La otra realidad…

Abrir los ojos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

En este gulag argelino de Tinduf, la gente comienza a darse cuenta de que está en un momento histórico. “Nunca esta cuestión del Sahara estuvo tan cerca de una solución”. M.POI no es un profano en la “política”. Durante años fue uno de los “enlaces” del Frente con el mentor argelino, más concretamente su inteligencia militar. Como todos los próximos colaboradores del ex “presidente” el difunto Mohamed Abdelaziz fue atrozmente tratado por Brahim Ghali y sus 40 milicianos. Sus contactos argelinos le sirvieron de muy poco.

La solución en su opinión, como en la de muchos aquí en estos tristes campamentos debe buscarse lejos de Argelia y muy lejos de su Polisario y sus profesionales de la malversación de la ayuda humanitaria internacional. “Conozco a Hach Ahmed (Baricala)… es un hombre honesto. Gran diplomático que, durante años logró hacer de una impostura una realidad en América Latina, pero al irse se derrubió todo. Miren en lo que nos hemos convertido: en una tiña. Todos nos evitan”.

“Con el Movimiento “saharauis por la paz”, los más jóvenes tienen la ocasión de recuperar el tiempo perdido y los más viejos la oportunidad única de recuperar nuestro orgullo y nuestra legendaria dignidad, mancipada por la cúpula del Polisario y pisoteada por su mentor argelino.”.

En los campamentos el MSP no es solo la mejor solución, sino la única, hasta ahora, en este gulag argelino.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer