Argelia prepara “presidente” para el Polisario ¡Autodeterminación… cuantos crímenes se cometen en tu nombre!

0
Campamentos argelinos de Tindouf: una verguenza institucionalizada

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Finalmente, ya no queda nadie en estos campamentos que ignora que el “presidente” impuesto por Argelia está agonizando. De hecho, la mayoría lo sabía desde su “elección” por la inteligencia militar argelina.
Tampoco queda aún quien ignora que Argelia está “trabajando” laboriosamente para confeccionar otro mandatario a la medida de sus ambiciones y sus apetitos expansionistas.
En estos campamentos la gente se pregunta qué margen de maniobra tiene la cúpula del Polisario en la gestión de los asuntos de la banda y sus rehenes o lo que es igual: ¿Podemos realmente hablar de autodeterminación si dependemos orgánicamente de Argelia?
La agonía de Ghali y la cobardía de sus oponentes han impuesto una nueva realidad: este vasallaje a Argelia no debe continuar. Argel decide por quién sería presidente, Argel, decide lo que debe hacer y lo que no debe hacer, lo que debe nombrar, lo que debe…
¡Autodeterminación… cuantos crímenes se cometen en tu nombre!