Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia, su chantaje y sus chantajistas: Una hostilidad desastrosa

De mal a peor

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

En Argelia con este régimen militar, los hay que apoyan la estrategia de odio y de división de su junta militar. ¿Pero quiénes son?

Tan superfluo que es innecesario identificarlos. No obstante, se debe ser o bien ingenuo o bien desequilibrado no reconocer que con su histeria anti marroquí y anti lógica, Argelia nunca ha tenido un perfil tan bajo. Hasta los que necesitan su gas y su petróleo tratan, desde hace tiempo de limitar sus tratos con sus generales y sus centinelas políticos.

Nadie con sentido común puede creer que los que oprimen a su propio pueblo pueden velar por los derechos humanos del ajeno (sahrauies en su gulag de Tinduf).

Europa y el mundo ha descubierto la verdadera amenaza que representa la junta militar argelina y sus centinelas políticos y su prensa adicta.

El odio gratuito, las teorías de complot y la obsesión de desestabilizar a un vecino marroquí dan, con testimonio de propios y extraños, desde hace 46 años resultados inversos.

Marruecos que avanza y los generales argelinos con su milicia polisarista en los hombros se tropieza, vuelve a ponerse de pie para volver a tropezarse…

Así será siempre. Los verdaderos sahrauies hemos dicho y reiterado nuestra palabra.

Otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page