Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia, su Polisario y el clamor de la verdad  Libia: Guerra y paz

Lo que era y es

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que, si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Los dirigentes del Polisario y con ellos sus mentores argelinos no encuentran donde converger sus miradas ni donde ocultar su rostro. Uno de los miembros de la cúpula del Polisario revela que ni su organización ni su creador argelino podían imaginar un día que Marruecos iba a dar tan deseado giro de 180 grados a la crisis libia.

Y lo que es todavía peor: el reconocimiento de la ONU, de la UA, de la UU… de todo el mundo. Marruecos un factor de paz y de estabilidad al sincero servicio de las causas de paz y de solidaridad ¿Y Argelia? ¿Y su Polisario?

El citado miembro de la cúpula polisaristas se queja de que “esto ilustra elocuentemente hasta qué punto está en descomposición avanzada la imagen y la influencia internacionales de Argelia. ¿Habrá que buscar otro mentor o el mentor debe buscar otra milicia?

Los campamentos de argelinos de Tinduf viven fuera del tiempo y actúan de manera surrealista.

“saharauis por la paz” se prepara a sus congresos regionales. Un mortal quebradero de cabeza para el Polisario, cuya única “solución” es aceptar un referéndum en los campamentos de Tinduf y fuera de ellos.

Es, para calificarlo a nuestro modo, la magia que se vuelve contra su autor.

Dios Posterga pero no Descuida.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page