Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia, su Polisario y el Mundial de Qatar: ¡Despreciable!

Ladrar sin morder

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Los pocos que no conocían la perversa naturaleza de la junta militar argelina y su milicia del Polisario, se han encontrado ante una indescriptible actitud de quien hace tiempo ha perdido la noción del honor.

La selección marroquí de Futbol ha elevado al mundo árabe y al continente africano a donde no se soñaba llegar. Una digna y muy apreciable representación que no pueden mancillar los argumentos de unos cabos y sargentos ni sus domésticos milicianos.

Grandes han sido los Leones del Atlas y grandes fueron recibidos y elogiados por casi todo el mundo.

El Mundial 2022 ha terminado. Marruecos y, con él, Mundo árabe y África, entre las 4 mejores selecciones del mundo. No hay, no había mes que Marruecos capaz de protagonizar tan grata proeza.

Los criticones de turno, los envidiosos, los visceralmente rencorosos se quedan atrás, como siempre, si mascara, vomitando odio y rencor.

El mundo es testigo: lo que es Marruecos y lo que es Argelia. La misma abismal diferencia entre el bien y el mal.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page