Argelia, su Polisario y sus perspectivas ¡Suspense en los campamentos!

0

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

¡Pánico en Tindouf! ¡Pánico en Argelia! El mentor está al borde del caos y de la quiebra y no son sus “enemigos” ni sus “adversarios que lo afirman: La lucha por el poder y el dinero domina la escena política en Argelia, que probablemente experimentará una “crisis sin precedentes” a partir de finales de 2019, advierte Abderrazak Makri, presidente del Movimiento por la Sociedad para la Paz (MSP / oposición).
Daba y ahora quiere coger. Creaba y ahora quiere deshacerse. ¿Y estas pobres poblaciones, rehenes de sus alucinaciones hegemonistas y de sus sueños expansionistas?
Los argelinos alegan la inutilidad de la banda creada, financiada, armada y teledirigida para causar el desastre del país, convertido en uno de los más vulnerables del planeta… y no son las convulsiones de los militares con sandalias y pantalones rotos en Guerguerat que van a asustar a marruecos ni a nadie.
Argelia lo sabe, pero quiere ganar tiempo antes de encontrar una solución a la causa de su quiebra.
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here