Cronica desde TindufFeatured

Argelia y el “congreso” del Polisario: ¿Se ha decidido soltar a Ghali?

Al rojo vivo...!

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Los “ofíciales” argelinos y sus domésticos polisaristas tratan de mostrar que el resultado de la “elección” de su congreso está apretada.

Entre la población secuestrada en este Guantánamo argelino de Tinduf, esto provoca risa y un exquisito humor saharaui. ¿A quién engañar?

Entre esta población no falta quien cree que la reciente declaración de Tebboune de que “no se dejara al Polisario” insinúa que la junta militar argelina ha decidido ya otro “presidente” no su hasta ahora, canino, el refugiado Gali Al Mostafa Assayid, mortalmente desprestigiado con sus violaciones y sus genocidios.

De donde a mascarada de conteo de “votos”.

Lo que augura con una marimorena entre los caciques próximos a Gali y a los nuevos centinelas de los generales argelinos. El asunto está al rojo vivo. Las últimas noticias hablan de una “negociación” entre el mentor y el “presidente” atrozmente abandonado.

Ellos lo pusieron, ellos lo depusieron, bendito sea Dios.

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page