Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y el Sahara marroquí: El secreto de polichinela en los campamentos

Lo saben todos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

En todas las discusiones entre las poblaciones de este gulag argelino de Tinduf, sale a relucir “el papel de Argelia en su problema del Sahara”.

Pocos…muy pocos creen a la junta militar argelina.

Nadie duda, eso sí, de que no tiene pinta alguna de solidaridad. Tan es así que hay incluso anécdotas con el exquisito humor saharaui.

Una de estas anécdotas cuenta que dos personas gritaban en las calles de Rabat que “el Sahara no es nuestro”. Preguntados como, respondiendo que eran argelinos.

Hoy por hoy, en los campamentos casi todo el mundo sabe pertinentemente que a Argelia no le interesan los sahrauies sino el Sahara. “Los sahrauies no son más que el ‘mejor’ medio para obtenerle una salida al Atlántico de su gas, petróleo y minerales”. MRabih Rabu lo explica así: “Por ello no puede aceptar la autonomía porque este “balón de oxígeno” para su economía y su futuro queda entre las manos de Marruecos.

Algunos advierten incluso que de “tragarse el Sahara” la junta militar argelina “tiene planes para substituir a los sahrauies”.

Algunos van hasta recordar el refrán ruso que dice que “queso gratuito solo se encuentra en las ratoneras”.

Y los campamentos de Tinduf son, para el régimen militar argelino, una ratonera.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page