FeaturedLas Cosas lo que son

Argelia y su alergia a la distensión   Obstinación endémica

 

Misión cumplida. Advenimiento de un nuevo estilo de diplomacia: la diplomacia de la distensión, de la paz y de la convivencia.

Hasta la extraña diplomacia holandesa califica la normalización entre Argelia y Marruecos de “beneficio a la UE”.
Ni vencedores ni vencidos. Una iniciativa, un gesto y una lección de una política exterior de una, sin par, clarividencia.
Lo que pueda su ceder no tiene la menor importancia. Los que preconizan la paz y los que optan por la divergencia y la división y entre ambos, una comunidad internacional atenta a las valerosas iniciativas y elogiosa de la nobleza de la acción…
No… No había c amino, el Rey Mohamed VI hizo el camino andando y tendiendo la mano a quien no era/es seguro que lo aceptara. Pero ¡qué más da! Argelia, Marruecos. Dos países vecinos y hermanos, pero con diferente cultura: el primero de la confrontación, el segundo de la distensión y la mano eternamente tendida.
La propuesta real de dialogo directo para zanjar la divergencia trasciende, de lejos, a los dos países directamente concernidos e implicados para abarcar todas y cada una de las zonas cálidas de este, constantemente, enfadado, mundo.
Mohamed VI ha creado un nuevo modelo y un nuevo estilo de relaciones internacionales en momentos de extrema tensión como es el caso en el nor-oeste africano…
 
 
Show More

Related Articles

Close
Close