Argelia y su Polisario: América latina: Crónica de una desbandada anunciada y … prevista

0

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 El parlamento andino elogia la generosidad marroquí en su proyecto de amplia autonomía en su Sahara y se pronuncia unánimemente por esta loable iniciativa.
En estos campamentos la gente se pregunta hasta cuando Marruecos mantendrá su propuesta habida cuenta del curso de los acontecimientos y todos los indicios que auguran un auto eclipse de la banda de Argel.
Paralelamente, el parlamento brasileño rechazaba una maniobra dilatoria que Argelia ha envuelto en una serie de tergiversaciones.
Total: los regateos de Argelia ya no le sirven por ningún lado y el Polisario lo va descubriendo y a falta de “pasta” las conciencias no se dejan corromper. Bajo perfil de Argelia que hace “el indio” con el Polisario sobre sus hombros mendigando apoyos y perdiendo causas.
Ni el padrino ni el apadrinado.  Frente a un Marruecos, sereno y fuerte con su derecho y su razón, son fracasos, decepciones y reveses para Argelia y su banda del Polisario. Inútil dilapidación de fondos de los argelinos por unas milicias oxidadas, inútiles y condenadas a la desaparición tarde o temprano.
La verdad acaba siempre por prevalecer y… ha prevalecido.