Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Amnesia voluntaria

La realidad deformada

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Curiosamente los dirigentes argelinos y sus subordinados del Polisario creen que sus rehenes en este gulag argelino de Tinduf no conocen más que sus perversas fuentes de información. Tanto que presentan ingenuamente su “realidad” como si fuera la única y la verdadera.

La gente conoce la verdad. La gente está informada del consenso internacional contra el Polisario y sus provocaciones. La gente está al tanto de la lluvia de condenas a las travesuras de Argelia su Polisario.

Las resoluciones de naciones Unidas circulan en estos tristes campamentos con la velocidad de la luz y los “partes” de “guerra” son objeto de ironía y de desprecio. Argelia tiene delimitadas sus pro ocasiones y no quiere ir más allá con Marruecos. ¿Y el Polisario? “Se va una banda vendrá otra”, diría Hay M.IO.

Argelia y los residuos de la guerra fría, saben lo que están perdiendo con el Polisario y sus chiquilladas. Saben también que los que quedan irán mañana o pasado.

Así las cosas, mentor y doméstico apuestan sobre el viento y los accidentes de la historia…. Que no son tiempos de milagros.

Ni Edim Izik ni Guergarat ¿Cuál es la próxima chiquillada? Argelia necesita urgentemente su Tinduf.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page