Argelia y su Polisario ¿Con qué derecho la evangelización de los pequeños saharauis?

0
Niños sahrauies de los campamentos argelinos de Tindouf objeto de evangelizacion en una de las iglesias andaluzas

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

La gente en estos campamentos de Tindouf, escenario, desde hace años de una galopante evangelización en Andalucía y ahora en Italia, se pregunta con qué derecho el Polisario y su mentor argelino permiten, a cambio de criminales intereses, evangelización de nuestros hijos.
Ante el lucro fácil, por más vil e inmoral que fuera, el Polisario y sus comisionados argelinos no retroceden ante absolutamente nada.
De esta forma, tras vender nuestro orgullo y dignidad saharauis a Argelia, el Polisario, en una nueva forma de trafico confesional alcanza acuerdos con asociaciones de acción cristiana en España y ahora en Italia para venderles a niños bajo la cobertura de vacaciones con vistas a su evangelización.
En los campamentos circula, desde hace días, octavillas en las que las familias condenan en los más crudos términos esta criminal “acción de reconvertir a nuestros hijos y a sacarlos de su religión musulmana”.
“La verdad, se quejaba con lágrimas en los ojos y con una mirada perdida en el horizonte un anciano, no reconozco a esta gente que creía mi gente. De saharaui no lee queda absolutamente nada. Argelia, Cuba y África del Sur la han despojado de todos sus principios y de toda su dimensión religiosa”.
La nueva y criminal del Polisario merece la más firme y la más rigurosa de las condenas de los musulmanes el mundo y de todos los amantes de la paz y de la justicia.
 
 
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here