Cronica desde TindufFeatured

Argelia y su Polisario “Corrupción ideológica”

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

En El Salvador hubo lo que constituye un advenimiento infinitamente más importante que el retiro del reconocimiento a un “entidad virtual”: la corrupción ideológica.

En efecto, el mundo cambia y con este cambio desaparecen las imposturas. Los responsables argelinos del expediente del Sahara casi todos están o en la cárcel o ante los tribunales del país a excepción de los fallecidos que son maldecidos a título póstumo.

Ayer el marxista de turno, hoy el demócrata. Ayer el Polisario y lo que cuesta a Argelia, hoy “ponerse en el lado de la comunidad mundial” y optar por el derecho internacional.

¡Impostores fuera…! Venezuela y Cuba y después África del sur no tardarán en ver la luz del día. Argelia ha dejado de poder comprar conciencias.

Solo falta la ayuda humanitaria internacional, la comisión de políticos, actores asociativos y famosos militantes de la causa del diablo en España y en algunos países microscópicos del continente. “El día en que se acabe esta ayuda humanitaria, muchos dirigentes del Polisario irán a buscar vida en otras partes”. M.B ElP es o, por lo menos fue, antes de su desgracia, dirigente del Polisario, pero por pedir protección internacional a él y a su familia se ha encontrado con sus huesos en la pesadilla de Rabouni.

El Polisario se está quedando solo… hasta los responsables de primera hora esperan su oportunidad para abandonar “este gulag”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close