Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Cortina de humo

Cuestión de tiempo

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Todo en este gulag argelino de Tinduf es secreto de Polichinela… todo hasta lo más íntimo del “presidente” Brahim Ghali quien, según algunos de sus próximos colaboradores comienza a presentar síntomas de “desequilibrio mental”.

“¡Y hay de qué!”, explican las citadas fuentes. “Crece, se radicaliza y se robustece la oposición de los oponentes a tan ciega servidumbre y pleitesía a Argelia”. De tal manera que el argelinizado “presidente” se pasa la mayor parte del día tratando inútilmente de convencer a sus nuevos “disidentes” los que no se debe descartar que se les acusara de militantes del Movimiento saharaui para la paz (MSP).

El hombre no udreme y habla solo desde que le dijeron que “un cambio de postura argelina sobre el tema del Sahara es cuestión de tiempo”.

Sus “detractores” alegan que “Argelia ya no sirve de nada y que, de seguir así, nos ahogaremos juntos”. “Si nos estamos ahogando”, responde con ironía y picardía la “Pasionaria” de Tinduf.

“Después de tantos, va a tocar el turno al propio mentor porque no puede soportar más en su caída libre desde que creo al Polisario”.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer