Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario:   Crónica del fin de una impostura

Comienzo del fin

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

En vísperas de un “congreso” montado, supervisado y teledirigido por el mentor argelino, la cúpula del Polisario, hasta ahora convencida de la eficacia de la política del garrote y de la mazmorra, descubre que aún hay voces libres… muchas voces que denuncian en voz alta y en mayúscula las maniobras dilatorias del refugiado Al Ghali Al Mostada Assayid y sus amos argelinos.

Voces que se atreven a denunciar las mentiras y las falsas ilusiones que vende la jefatura de la milicia y exige una revolución para rectificar la mala vía en que se encuentra el Frente y sus rehenes.

Los “observadores” en este Guantánamo argelino, esperan que, en la imposibilidad de “secar” el nacionalismo marroquí de la inmensa mayoría de sus secuestrados, el régimen argelino tomara una decisión al respecto.

La mayoría silenciosa espera su momento. Ninguna postura dura mil años. Las colosales fortunas de pastores, hijos de pastores, ilustra la podredumbre y la descomposición de la “causa” y de la falsedad de la cosa.

Tinduf ante su d destino…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page