Argelia y su Polisario Desafiar la autoridad de la ONU

0

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis

Tanto el anquilosado régimen argelino como sus milicias del Polisario se han dado la perfecta cuenta de que no se debe desafiar la autoridad del Consejo de seguridad de Naciones Unidas.
La provocaciones de los domésticos polisaristas a raíz de la avalancha de reveses en todos se y a todos los niveles han encontrado, como será siempre, desde ahora en adelante, la reacción e Marruecos.
De hecho la seria advertencia del secretario general de la ONU a la banda del Polisario a no intentar alterar el estatuto al este del sistema defensivo marroquí en su Sahara constituye un clarísimo mensaje de que el Polisario no es más que una banda de malhechores, dedicado al contrabando, a narcotráfico y a la trata de blancas y así debe ser considerado y no como pretende su mentor argelino.
Así las cosas, Argel ha acabado por comprender que no se puede exponer la región a una amenaza impunemente y que la ONU y la comunidad internacional están “al loro” de sus provocaciones y sus proyectos desestabilizadores.
Así las cosas, Marruecos está total y completamente preparado para impedir a la banda del Polisario salir de donde estuvo y va a estar toda su vida mientras que el régimen argelino no haya decidido su destino como el de los subsaharianos.