Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Después de África…

Amanece...

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Argelia y sus sucesivos mandatarios lo sabían siempre: Perdiendo a África se pierde la “causa”. Hoy, después de la vuelta de Marruecos a su entorno natural africano y tras el descubrimiento de la inmensa mayoría de los países africanos del error donde les introdujo Argelia y con la apertura de consulados generales africanos y, comienza, árabes, en una ilustración de reconocimiento de facto de la marroquinidad del Sahara, el régimen militar argelino busca sin encontrar una alternativa.

Se ha perdido África y la “causa” se ha convertido en caso… de mal versación de la ayuda humanitaria, de los diversos tráficos y de falsedades que superan las fronteras de la Tinduf argelina.

¿desea, de verás Argelia, hacer un ‘estado’ con 30 000 personas en su abrumadora mayoría mauritanos, su saharianos y argelinos?

¿Dos Argelia?  ¿Quién es tan ingenuo para no solo tolerarlo, sino aceptarlo?

Callejón sin salida y los gobernantes argelinos saben que dos años más con el Polisario en la espalda y se atenúan…

Con la vuelta a la Unión africana de Marruecos se acabó el perverso juego argelino.

La OUA y Edem Kodjo son un mal recuerdo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page