Cronica desde TindufCrónicasFeatured

  Argelia y su Polisario El realismo: el verdadero enemigo

Descomposición vanzada

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Me cuentan que a Marruecos, el MSP y a otros mil quebradores de cabeza para Argelia y su Polisario, desde hace meses ha surgido otro no menos grave: el realismo de algunos altos cargos en l cúpula del Polisario.

Brahim Ghali y sus 40 caciques han prometido al mentor argelino de “solucionar el problema lo antes posible”. 3 meses después la tendencia gana fuerza, amplitud y popularidad. Ghali se queda atrás y no pocos miembros de la cúpula dirigente del Polisario se preguntan quién realmente manda en estos campamentos. Llueven ordenes, a menudo distintas e incluso contradictorias. Los más sensatos no ocultan su deseo de abandonar este gulag argelino de Tinduf. Tanto es así que las altas funciones y “misiones” en el extranjero en hoteles de cinco estrellas, primera clase en aviones y dietas que superan los 5 mil euros o dólares sereparten entre los que protestan.

Así las cosas, todo el mundo comienza a protestar, a amenazar con portazos e incluso los hay a titulo anónimo se atreven a “contar al mundo la verdad” si no se les da lo que se da a otros sin mérito alguno que lazos familiares o tribales.

El Polisario está en una fase de descomposición avanzada. Argelia ni encuentra el medio de remediarlo ni tiene aun medios para hacerlo. Es el comienzo del fin de una impostura que dio a muchos desagracia y muchas lágrimas y a otros privilegios y muchos euros.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page