Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Espejismos mortales

Don Quijote y su Sancho Panza

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Tanto sus Fake News en redes sociales como sus respectivas posiciones en sus subdesarrollados aparatos propagandísticos provocan ironía y risa entre, incluso la inmensa mayoría de las poblaciones de estos tristes campamentos.

“Un espeluznante surrealismo con sabor a chiquilladas”, lo calificaba AINV intransigente militante de primera hpra del Polisario hasta hace poco.

“Por ello, la mayoría de los padres fundadores del frente optaron por volver a Marruecos. Creían que el Polisario era mucho mejor de lo que hay ahora y que Argelia podía hacer mucho más de lo que hace o finge hacer desde hace tiempo”. Hay (pese a que el pobre reconoce con tristeza que nunca estuvo en la Meca) MIV sabe de qué habla. Él mismo es tío materno de uno de estos padres fundadores del Polisario que han preferido volver a Marruecos.

Las “hazañas” del Polisario sobre el plano militar provocan risa y producen una psicología de ironía. “De lo único que son capaces es de malversar la ayuda humanitaria o de cobrar comisiones sobre los diferentes tráficos”. Nadie puede desmentir al Hay MIV

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page