Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Incertidumbre en Tinduf

Los proscritos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les llega.

 

En estos tristes campamentos argelinos de Tinduf hay dos categorías de poblaciones: El “presidente” y los suyos (“ministros”, “embajadores”, “walis” etc.) y los demás.

En esta pandemia que castiga fuertemente a la segunda categoría del gulag argelino quedó claro la abismal diferencia entre el dicho y el hecho, a pesar del respaldo y encubrimiento de algunos.

Los primeros con derecho a aviones particulares medicalizados y clínicas y hospitales a 100. 000 sin curarse totalmente.

Los segundos a la limosna y la benevolencia de algunos para encontrar un hueco donde ser enterrados.

El episodio del Ghaligate en España ha despertado un interés nunca dormido por la búsqueda de la realidad: los hijos desterrado hacia Cuba, otros militarizados y agredidos sexual y moralmente y unos terceros evangelizados en Andalucía a cambio de un puñado de euros o de intereses ocultos.

Los campamentos de Tinduf son otra cosa… una cosa proscrita a los forasteros porque genera enormes dividendos para la cúpula con el menor esfuerzo y jugosas comisiones a los “cooperantes” extranjeros, especialmente españoles son el menor escrúpulo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page