Uncategorized

Argelia y su Polisario Las cosas lo que son

Contra corriente

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Las últimas estadísticas sobre los extranjeros afincados en España indican que los marroquíes están al frente de estos grupos de nacionalidades extranjeras. Los marroquíes son casi un millón. 811.000 más exactamente.

O sea: hagan Ustedes mismos las cuentas: ¿Cuántas veces más que la población de los campamentos argelinos de Tinduf y su fantasmagórica RASD? 74 000, según el censo oficial de la ex potencia ocupante (España). Lo multiplicamos en dos, en tres en cuatro…

Surrealismo: un Alto Consejo de Seguridad que habla de separatismos para deslegitimizar el Hirak, un mentor, contestado incluso por su propio pueblo que no escatima ocasión o circunstancia alguna para reiterar que este régimen militar argelino no le representa y una incesante lluvia de condenas y llamamientos a poner fin a sus “continuas y sistemáticas violaciones de derechos humanos” como reza la última condena en este sentidlo.

Así las cosas, estamos ante la impostura inverosímil que la historia contemporánea nunca ha conocido. Mentor – régimen militar argelino) y subordinado (Polisario) son ficticios. ¡Santo Dios!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page