Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario: ¡Milicias, fuera!

Caeràn juntos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

La gente en estos tristes campamentos comenta con humor e ironía la humillante (para Argelia y África del Sur que para el Polisario nació y creció humillado) expulsión de su protegido de la Cumbre chino sobre Covid-19.

¿Somos o no de África? Se preguntaba un joven con picardía antes de enlazar: “somos como el timbre. Se considera de una casa, pero está fuera”.

Todo el mundo en estos tristes campamentos sabe que, desde la vuelta de Marruecos a la UA, Argelia, África del Sur y lo que queda de la guerra fría han pasado al segundo plano.

El país del millón y medio de mártires (Argelia) se convierte, con el Polisario y sus delincuencias en el hazmerreír de las naciones.

De hecho, no pocos dirigentes argelinos admiten en privado que su país con el Polisario en sus hombros no ira lejos. “Y no es más que cl comienzo” comentaba el otro día un oficial argelino, consciente de que “El Polisario ha sido el peor negocio en la historia de Argelia”.

¿Refugiados con uno de los más sofisticados arsenales militares del continente? La ONU ni es corta ni es perezosa y, de seguir en esta errónea vía, Argelia acabará como su Polisario siendo expulsada de los mítines mundiales.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page