Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario: Ni amigos ni enemigos

La dura soledad

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Se van… se van todos, hasta los más “fieles” de antaño. Pero, ¿Qué sucede? ¿Por qué evitar al Polisario como si fuera la teña? ¿Qué acaban de descubrir?

Hasta la 45 edición del EUCOCO decide dar el portazo “hasta el año próximo” … cuando, sin género alguno de dudas se volverá a² repetir el mismo argumento y el ano después y…

El Polisario de Argelia se queda solo, no así nosotros los rehenes de este gulag argelino de Tinduf. Nosotros nos queda Dios, el MSP y Marruecos, nuestro país, donde la patria la reconciliación y el perdón son imperativo estratégico.

Hoy se habla del MSP en voz baja. En frente hay los chivatos, los garrotes, las esposas, las mazmorras de Rabuni y la amenaza de no volver a hablar del tema.

Los que no lo sabían ya se han enterado: el MSP es el presente y el futuro y el Polisario es el triste paréntesis que la inteligencia militar argelina nos impuso.

Ahora los nuevos hombres del poder argelino quieren romper con el obscuro pasado, en él, el Polisario y lo que ha costado a Argelia hasta que los argelinos se echen al mar busca de un cielo mejor.

¿Cuánto han costado en casi 5O anos corromper a ciertos regímenes, abrir ficticitas embajadas y pagar clon divisas a seudo embajadores, ministros, y otros altos cargos?

Respuesta: la quiebra moral, política y económica.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page