Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario: O lo que queda de él

La otra realidad

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna pueda llegar.

 

Las ideas y las convicciones de los responsables del Movimiento de los Sahrauies para/por la Paz, especialmente de su primer secretario, Hach Ahmed Baricala, encuentran, en estos campamentos argelinos de Tinduf, cada vez más oídos receptivos y más recepción.

Tanto que ni Argelia ni su milicia polisarista saben con quién empezar y con quién acabar. Marruecos es imparable. El MSP también. La gente se ha cansado de mentiras, de promesas incumplidas, de fanfarronadas y de una imaginación perjudicialmente fértil.

Todo apunta hacia la más que evidente realidad a la que se ha llegado en este gulag argelino de Tinduf de que no se puede vivir eternamente de una falsa ilusión.

Sereno, Marruecos avanza. Desconcertada Argelia y su marioneta polisarista no saben sobre qué pie deben bailar. Sus “comunicado de guerra” se han convertido en una revista de humor y de ironía. Sus fanfarronadas en un comentario satírico entre los rehenes de estos campamentos.

El leitmotiv argelino ya no convence a nadie, ni aquí en estos campamentos ni entre la diáspora saharaui.

La propuesta marroquí de autonomía avanza inexorablemente. Mañana puede ser tarde.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page