Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Predicar en… Tinduf

Saber y fingir no saber

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Durante años traté de explicar a mis visitantes españoles que nadie en la cúpula del Polisario ignora lo que busca Argelia y por qué el Polisario y no ella misma como no cesa de pretender.

A mis interlocutores, especialmente de Podemos y de IU no le faltaba información al respecto “otra cosa seria denunciarlo”.

Años después, en los campamentos son, cada vez más, los que se niegan a ser instrumento al servicio de la expansión argelina. Los generales de Argel lo saben y han comenzado proceder en consecuencia: Las depuraciones en el seno de la dirección del Frente no cesan. “O con Argelia o con nadie”.

Los que, como nosotros y los que protagonizaron verdaderas leyendas para huir de este lugar argelino de Tinduf, jamás aceptarán ser esclavos “metamorfoseados” en Tinduf.

Hoy con estos nuevos vientos, aunque aún muy discretos de libertad a la que aspira la población de estos tristes campamentos, se derrumbará el telón de acero que ha costado a Argel su economía y la de su pueblo.

Pero la dinámica de la historia es así. Ninguna impostura puede durar mil años. La metamorfosis argelina y su hipocresía de ocultarse tras África del sur, explican explícitamente hasta qué grado de bajeza ha llegado Argelia.

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page