Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario ¿Quién es satélite de quién?

Tira y afloja

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Un amigo argelino del equipo encargado de coordinación” de los campamentos de Tinduf me revelaba ayer que “Argelia ha intentado encontrar un desenlace (compromiso) con el Polisario”.

  • Y ¿qué pasó?

  • Da la impresión de que, contrariamente a lo que se cree es Argelia satélite o por lo menos rehén de su Polisario

  • Tanto…

  • Hasta no hace mucho éramos nosotros los que decíamos de los pasos a dar

  • Y ahora

  • Es el Polisario y no pocos dirigentes argelinos no saben hacia donde puede conducir esta falta de control sobre las ¡milicias creadas

La idea general es que siendo semi analfabeto, la marioneta argelina llamada Brahim Ghali ha provocado una grave anarquía en la cúpula del Polisario que el crimen organizado y el terrorismo en el Sahel, así como sus ingresos eclipsaron todo “principios” y todo “ideal”.

Las organizaciones y organismos internacionales de lucha contra el crimen organizado y el narco-tráfico advirtieron más de una vez a Argel sin recibir respuesta, lo que, según estas organizaciones o bien explica la impotencia del tutor sobre su creación o bien su complicidad en estos actos criminales.

De donde las voces que se alzan para poner fin a esta ¡mortal hemorragia (Polisario) o bien acabaron mal o bien han preferido “jubilarse” antes de la edad reglamentaria.

El Polisario estrena era, Argelia decadencia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page