Cronica desde TindufFeatured

Argelia y su Polisario ¡Silencio en  Tindouf!

Incertidumbre

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Sin que nadie lo haya dicho… hasta ahora, la mayoría de los dirigentes argelinos (vírgenes) saben que el Polisario y lo que costó y cuesta al pueblo argelino es la principal causa de la dilapidación de los fondos públicos y por consiguiente de la actual quiebra multifacética.

Allí está el vecino marroquí n que se presagiaba en 1975 que no soportaría un ano. Allí está y allí está su Sahara en pleno desarrollo, en pleno progreso, convergido hacia el futuro, conservando el orgullo y la dignidad saharauis, si necesidad de postergarse ante argelinos ni mendigar ayudas humanitarias internacionales.

¡Silencio en Tindouf! Ninguno de estos responsables de pacotilla del Polisario se atreve a valorar o evaluar la situación. Hasta los socios argelinos de la malversación de la ayuda humanitaria internacional y los diversos tráficos han desaparecido o prefieren e imponen más discreción en sus relaciones con sus subordinados polisaristas.

Frente a esto el Sahara marroquí ni depende de lo que pase en Argelia ni lo que le pueda pasar a la banda del Polisario. Avanza con la mirada fija en otros horizontes.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page