Cronica desde Tinduf

Argelia y su Polisario Últimos coletazos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Me dicen que Marruecos no “está dormido y sigue de cerca las tentativas argelinas en algunos países”.
No pudiendo sacar nada de los países, el régimen argelino se dirige actualmente a las oposiciones en estos países. Lo único que le interesa es un comunicado para calmar la efervescencia y la extrema parquedad de las poblaciones de sus campamentos en Tindouf.
“Estados y no grupos políticos que no sirven para nada”, comentaba un joven al que se le ha dicho que algunas oposiciones han expresado su apoyo a la división, al desmembramiento y a la discordia.
Una delicada fase por no decir peligrosa que le está costando carísimo al tesoro argelino, por los suelos, justamente a causa del Polisario y sus inútiles iniciativas.
Mientras tanto, UE, ONU, y hasta la UA no escatiman esfuerzo ni oportunidad para reiterar su total apoyo a Marruecos y sus causas justas.
De la naturaleza de los “apoyos” se conoce la situación que atraviesan Argelia y su Polisario…
Show More

Related Articles

Close
Close