Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario Y su peor guerra

Autodestruccion

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

No va a ser fácil frenar el ímpetu autonómico en los campamentos. Desde hace días, el Polisario y su mentor tratan de sofocar toda tendencia en este sentido, especialmente de algunos miembros de la dirección.

De tal modo que no sería ni desmesurado ni exagerado afirmar que Argelia se va quedando sola en sus campamentos de Tinduf.

La ley del silencio vuelve a censurar la “otra opinión”. De traición hasta agentes marroquíes todo aquél que exprese otra opinión u otro criterio sobre la manera de resolver el problema del Sahara cae bajo el peso de la “ley del verdugo”.

En este sentido informaciones concordantes en estos campamentos hablan de desaparición diaria de algunos dirigentes, conocidos por su divergencia con la tesis oficial de la milicia.

“Aquí no queda mucho. Todos sabemos lo que nos espera y lo que debemos hacer”. El joven Buija, hasta hace poco ferviente militante de la tesis separatista ha cambiado de opinión.

Como él, miles de verdaderos saharauis desafían el “orden” establecido e instan a la reflexión.

Tinduf estrena era. Mañana puede ser distinto.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page