Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su Polisario

La malversación que gangrena

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Nadie en estos tristes campamentos, como en todo el mundo comprende cómo ha podido llegar Argelia, un país productor y exportador de petróleo y gas y mil minerales “se interesa” por los ingresos de una ayuda humanitaria internacional a una población que ella misma había refugiadizado.

Lo que cuesta el Polisario y lo que está costando y va a costar el Polisario a Argelia. Impuestos y tasas sobre la ayuda humanitaria y comisiones, una vez vendida en los pases vecinos.

En Argelia, son cada vez más las voces que contestan esta avidez de ciertas aves de rapiña en los anales del poder en Argel. Chupando desde hace casi 50 años y no les basta. Luego… ¿qué es lo que puede ganar Argelia con el Polisario que no lo ha perdido con sus kabiles?

Se equivocan los que alegan que el mentor argelino desea recuperar, aunque una ínfima parte de lo mucho que ha dilapidado en su “cuestión saharaui”.

AL Otro lado, Marruecos que avanza serena y seguramente cuando otros retroceden. Marruecos que espera pacientemente que la impostura argelina como todas las imposturas acabe en lo que acaba de acabar: un triste fin.

En estos campamentos de Tinduf van a ocurrir cosas… muchas cosas y el Magreb volverá a resucitar de sus cenizas con sus 5 miembros ni uno más ni uno menos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page