Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

El pecado de tener un buen canciller

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Es que no se trata del ministro argelino de Asuntos… Extraños, Ramtane Lamamara quien, en una aburrida redundancia ha vuelto a buscar desesperadamente un enemigo, sino de todos sus jefes, los generales enloquecidos por los éxitos de la diplomacia marroquí y la imagen internacional que suscita.

En Argelia, casi nadie, a excepción de los que lo fingen, ignora la alergia de los gobernantes argelinos, civiles y, sobre todo, militares que son como dicen nuestros hermanos egipcios “todo en todo (AlKul fi al kul) a Nsser Bourita e incluso a Omar Hilal y a la máquina diplomática marroquí, responsable, según ellos, razón de más, razón de menos, del bajo perfil de Argelia a nivel árabe, africano e internacional.

No obstante, todos los argelinos y con ellos todo el mundo sabe que tanto Bourita como Hilale y otros protagonistas de la política exterior del Reino nunca han interferido, como lo exige su soberano, en los asuntos de los demás, limitándose a defender su país y a derribar las calumnias de sus detractores.

¿Qué lo hayan hecho bien? Era/es/será su principal misión. Por ello, hay ocasiones como con el Sr. Ramtane Lamamara en que la no respuesta es la mejor respuesta.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Lo perenne y lo accidental: El Polisario en peligro de… distensión

  • Argelia/Israel/UA: En boca cerrada no entran moscas

  • Argel/Rumores de relevos: ¡Pánico en Tinduf!

  • Campamentos de Tinduf: Algo màs que palabras huecas

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: De qué tema el Polisario?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page