Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y sus métodos: La cultura del chantaje

La transparencia que brilla por su total ausencia

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Mi amigo Mahfud, un incondicional de la actual cúpula del Polisario que lo ha convertido de pastor de camellos en Mauritania a consultor de la “presidencia” polisarista, me decía con una mezcla de impotencia y rabia “todos sabemos que Marruecos es un hueso duro”.

El flamante consultor Mahfud no aporta nada nuevo. Tanto en su entorno en los campamentos de argelinos de Tinduf como entre los sahrauies en España, Mauritania Argelia etc., nadie ignora de qué viven las poblaciones-rehenes del Polisario, como viven y a cambio de qué.

Él y todos los presos en este gulag argelino de Tinduf, saben pertinentemente que unos tienen gas y petróleo, otros un pueblo, impermeable a las mutaciones, las transacciones y todas las leyes de oferta y demanda.

Mi amigo Mahfud me confiesa, después de hacerme jurar “que se quedará entre nosotros” que en “mil ocasiones ha pensado volver a su Mauritania natal donde los camellos son mil veces mejor que los dirigentes del Polisario y sus mentores”, pero…

Ahora Mahfud se atreve a “pronosticar” que, tratando con Argelia, siempre hay clausulas secretas. “Probablemente dentro de muy poco habrá un feliz desenlace del GhaliGate con la justicia española”.

Los subordinados maltratados nunca se equivocan.

Del mismo autor en infomarruecos.ma:

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

  • Argelia sin su Polisario ¿Cómo sería?

  • Argelia y su Polisario: Hablar sin comprender

  • Campamentos de Tinduf ¿Insolación o ignorancia?

  • Argelia y su Polisario: Entre la realidad y la ficción

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page