Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Argelia y sus milicias: El Polisario, simple coralista

La ley del amo

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Fuentes concordantes afirmaban hoy ismo que la mayoría de los miembros de la cúpula del Polisario, incluidos los màs próximos y más privilegiados del refugiado Al Ghali Al Mostafa Asayid, comienzan a alzar sus voces de protesta contra lo que califican de “exageraciones” “cada vez más humillantes del mentor argelino.

Esta nueva ola de protestas interviene a raíz de lo que eran ayer rumores, hoy certeza de que los cabos y argentos argelinos han ordenado a todos los portavoces del Polisario e incluso a sus agentes en todas partes, incluidas las vende patrias en el Sahara marroquí a “cerrar el pico” y no pronunciar más que lo que pueda aprobar explícitamente Amar Bellani, el jefe argelino de su milicia del Polisario.

Los que aún conservan unos gramos de orgullo y de dignidad sahrauies no logran disimular su asombro ante la actitud del cabo Al Ghali y sus 40 milicianos ante tan humillante desprecio que no han dicho esta boca es nuestra.

“Como siempre” comentaba MVSE antes de soltar “es el colmo de la humillación”.

Con ello, según muchos en este gulag argelino de Tinduf, el mentor argelino abre un episodio de enfrentamiento y de contestación en la cúpula del Polisario.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page