Uncategorized

Ataques a petroleros en el Golfo: Psicosis!

Entre los hechos y los dichos hay muchos pertrechos

El gigante petrolero Aramco se vio obligado a detener las operaciones en un importante oleoducto después de que dos estaciones de bombeo fueron atacadas ayer por un ataque con un avión no tripulado. Ambos sitios fueron dañados y se produjo un incendio.

El régimen de Sana’a ha reivindicado la responsabilidad del ataque (en singular).

La guerra del Yemen se extiende y Las instalaciones petroleras que fueron objeto ayer de ataques lo fueron con aviones no tripulados en Arabia Saudita, lo que aumentó la tensión en el Golfo dos días después del “sabotaje” contra cuatro barcos, incluidos dos petroleros emiraties.

Irán no solo no ha comentado estos “ataques”, sino que ni siquiera los ha evocado (hasta ahora). Lo que no es el caso (¡cómo no!) de los Estados Unidos de Doland Trump y su yerno.

El principal rival del Irán, Arabia Saudita, es un “aliado” cercano de los Estados Unidos que ha continuado endureciendo el tono contra Teherán, ya sea en el tema nuclear o en sus acciones consideradas “Desestabilizadoras” en la región.

Pero Pompeo, aunque favorece la continua presión sobre Irán, el enemigo jurado de la administración de Donald Trump, reveló desde Rusia: “Básicamente, no estamos buscando una guerra con Irán”.

Una de cal y muchas de arena. En lo muy poco que llevamos de semana, la administración americana ha tratado de diferentes maneras de invitar a Irán a un nuevo dialogo y a nuevas negociaciones.

Misma respuesta del régimen iraní: ¡NO! En voz alta y en mayúscula. Una negativa que entraña, como era de esperar una subida de tensión, actos de presión y, obviamente, como siempre sucedió en estos casos, búsqueda de argumentos y pretextos.

Trump, Riad o Dubai pueden manejar todas las hipótesis de presión que deseen, pero los países en vías de desarrollo y algunos en desarrollo son los que van a pagar los platos rotos con una vertiginosa subida del precio de petróleo…

 

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Close
Close