CrónicasEn voz altaFeatured

Autodeterminación e integridad territorial: La espiga en el ojo… no muy ajeno

El eparatismo

Según la polpotiana APS, el presidente del gobierno provisional de Cabilia (MAK), proscrito en Argelia, fue condenado hoy “en rebeldía” a cadena perpetua por un tribunal de Argel, según informa la agencia oficial de noticias APS.

¿Y saben por qué?

Ferhat Mehenni, que vive en Francia, fue condenado por el tribunal de Dar El Beida en Argel «a cadena perpetua por crear una organización terrorista y socavar la integridad territorial y la unidad nacional».

¿Integridad territorial? Es como si para la junta militar argelina y su agencia de “prensa” el separatismo ni es uno ni es indivisible. Hay separatismo útil y hay otro inútil. La diferencia estriba en lo propio y ajeno.

De hecho, el líder de MAK no exige… pacíficamente, más de lo que trata de obtener, a sangre y fuego, la milicia argelina del Polisario.

Ferhat Mehenni y el refugiado Al Ghali Al Mostafa Assayid. Para uno condena perpetua, para el otro “presidencia”, aviones presidenciales argelinos y un elevado porcentaje de los ingresos de gas y de petróleo, pero a nadie escapa la asombrosa semejanza en las “reivindicaciones” de los dos hombres, aunque con un importante matiz para no contaminar el legítimo combate del primero: Los medios y la metodología. Uno pacíficamente, otro con un mentor detrás que obliga a matar a todo lo que se mueve.

De hecho, el aliado irani, al atacar a los kurdos de un país soberano y miembro de la ONU: Irak, alega separatismo y « inalienable » derecho a proteger la integridad territorial.

Parece mentira!

¡Extraño el régimen militar argelino que no logra hacer diferencia ni siquiera entre el separatismo propio y extraño!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page