Cronica desde TindufCrónicasFeatured

¡Basta de mentiras! Ni hoy ni dentro de un siglo hay esperanza para el espejismo polisarista

Utopía

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 Marruecos celebró ayer el 43 aniversario de la recuperación de Ued-Eddahab, un hito en la culminación de la integridad territorial y una gloriosa epopeya en la historia del Reino que confirma los vínculos inquebrantables entre las tribus de Ued-Eddahab y la patria madre: Marruecos.

De hecho, lo celebró con la imagen de una provincia recuperada hace apenas 43 años convertida en un polo de atracción internacional, después de haber sido, durante lustros de ocupación, simple y cruel prisión para los anarquistas catalanes españoles como Ascaso o García Oliver.

Imagen entre otras de un Sahara marroquí, objeto de una alucinación imposible de quien arrastra desde casi medio siglo a miles de inocentes hacia una tragedia inútil e innecesaria.

Una pregunta que muchos “peces gordos” del Polisario comienzan a hacerse: ¿Cree realmente Argelia que dentro de un sigo o más podemos hacer con Marruecos lo que no pudimos hacer desde hace 47 años? Pregunta cuya respuesta eluden y soslayan.

Servidor ha crecido en estos campamentos de la vergüenza, viendo como muchos han venido, han sufrido y han fallecido, dejando el legado del espejismo separatista y una utopía que multiplica en un millón de la desventura de quien le ha tocado la mala suerte de estar en estos campamentos de Tinduf.

Entre otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page